|| TEUHTLI || UN LUGAR EN LA MILPA ALTA || HISTORIA - CRÓNICA - COSTUMBRES - TRADICIONES - CUENTO - POESÍA - LUGARES - GALERÍA FOTOGRÁFICA. teuhtli.blogspot.com UN BLOG DE RAYMUNDO FLORES MELO. teuhtli.blogspot.com
gadgets para blogger

martes, 15 de agosto de 2017

LA ASUNCIÓN, LA SEÑORA DE AGOSTO.


Por: Raymundo Flores Melo

El quince de agosto es la fiesta de Milpa Alta, es la fiesta de la Asunción de María. Se conmemora la fundación de este pueblo de origen nahua, así como parte de sus tradiciones y costumbres.

Un día antes – por la noche -, la virgen de la Asunción es bajada del altar mayor, entre sahumerio, música de huehuetl  y chirimía, para ser ataviada con su nuevo ropaje, palma, cetro y corona por las señoritas de la comunidad.

Tal parece, que la víspera del quince, se representa aquella escena pintada en los mapas de 1690 y 1870 de la propiedad comunal, donde una india principal se postra a los pies de la virgen para  ofrecerle una palma y corona que son símbolos de esta advocación mariana[1].

En su descenso, la imagen va envuelta a la usanza prehispánica, así como los antiguos mexicanos guardaban a sus dioses. La manta que la cubre va sujeta por varios ceñidores realizados en telar se cintura. El envoltorio es portado por cuatro hombres hasta la anda procesional.

Una vez colocada y vestida, la virgen recibe, junto con el tañer de campanas y el tronar de cohetes, las mañanitas por los feligreses presentes en el templo y por los diferentes barrios de la comunidad de Milpa Alta y algunos pueblos cercanos, dando inicio a las celebraciones en honor a la patrona de Malacateticpac.

Durante la festividad se celebran diferentes misas; en el atrio del templo se hace un concurso de bandas que son llevadas por cada uno de los primeros cuatro barrios o secciones (Santa Martha, San Mateo, La Concepción y Santa Cruz)[2], y son recibidas las diferentes salvas o promesas consistentes en arreglos florales, música (banda de viento, mariachi) y cohetes.

En estos días, y desde 1938[3], se celebra la feria regional donde se hace una exposición agropecuaria en la que participan los vecinos que se dedican a la cría de animales y al cultivo de tierra.

Antes, las artesanías ocupaban un lugar importante, ahora su presencia es simbólica pues los productos comerciales de importación acaparan la mayor parte de los espacios.

Las atracciones artísticas y los juegos mecánicos siguen siendo una forma de esparcimiento para los niños y jóvenes del lugar, quienes pueden disfrutar de la rueda de la fortuna, los caballitos, los coches locos y otras atracciones.

Los compadres, amigos e invitados de lugares cercanos y lejanos siguen disfrutando de diferentes platillos como el mole negro con pollo o guajolote, arroz rojo, nopales en escabeche, tamales de frijol y alverjón, tortillas azules hechas a mano y, de manera ocasional, pulque.

Por la noche se realiza la quema del castillo de fuegos artificiales e inicia el baile que dura hasta la primeras horas de la madrugada.

Si vives en la periferia del poblado podrás escuchar la música de los diferentes grupos que amenizan el baile de feria.

Agosto de 2017.


[1] FLORES MELO. Raymundo. En la Milpa Alta. Historias y crónicas. México, SEDEREC, 2016, p. 56
[2] Las bandas tocan durante los días 14, 15 y 16 de agosto. Su presencia se debe a la cooperación económica de los vecinos de cada barrio.
[3] En 1939, el profesor Fidencio Villanueva Rojas diseña el logotipo de la feria, mismo que en la década de los ochenta fue usado como distintivo de la delegación Milpa Alta. Véase: VILLANUEVA ROJAS, Fidencio. Aztecacuicame. Cantos Aztecas. México, GDF/PAPO, 2006, 152-153 pp.